- ART. ACCIDENTE LABORAL. RECLAMO INDEMNIZATORIO BASADO EN NORMAS DE DERECHO COMÚN. RECHAZO.


UTSUPRA

Editorial Jurídica | Cloud Legal
El sistema legal multifuero lider.
Regístrese para recibir el Newsletter de Novedades
AYUDA DE USO - ACCEDA AL TEXTO









Fallo Completo. | Origen: Argentina : Fecha 10/05/2018. Citar como: Protocolo A00404347070 de Utsupra.

ART. ACCIDENTE LABORAL. RECLAMO INDEMNIZATORIO BASADO EN NORMAS DE DERECHO COMÚN. RECHAZO.



Ref. Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo. Sala: I.. Causa: 27864/2013. Autos: ACOSTA Carlos César c/ PROVINCIA ART S.A. s/ Accidente - Ley Especial. Cuestión: Desestima reclamo indemnizatorio fundado en normas de derecho común. Falta de prueba de relación causal.. Fecha: 4-OCT-2018. // Cantidad de Palabras: 1914 Tiempo aproximado de lectura: 6 minutos


Compartir este Artículo:

SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 92948 CAUSA NRO. 27864/2013 AUTOS: "ACOSTA Carlos César c/ PROVINCIA ART S.A. s/ Accidente - Ley Especial"

JUZGADO NRO. 5 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 4 días del mes de OCTUBRE de 2.018, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Doctora Graciela A. González dijo:

I.- La Sra. Jueza de Primera instancia hizo lugar a la demanda y condenó a la aseguradora al pago de las prestaciones dinerarias previstas por la Ley 24557 que repare los daños en la salud del trabajador como consecuencia del accidente sufrido el 10.05.2011.

II.- Tal decisión es apelada por la parte actora a tenor de las manifestaciones vertidas en la memoria de fs.281/285. Por su parte, a fs. 286, la perito ingeniera objeta la regulación de sus honorarios por estimarla reducida.

El apelante se queja porque se desestimó el reclamo indemnizatorio fundado en normas de derecho común y, en su defecto, se viabilizó el pago de la prestaciones previstas por el régimen de la Ley 24557 que fuera pedido supletoriamente. Asimismo, objeta que no se hubiera contemplado la patología columnaria detectada por el perito médico para viabilizar dicho reclamo por reparación integral.

III.- Adelanto que, por mi intermedio, el recurso interpuesto no tendrá favorable recepción.

Llega firme a esta instancia que el Sr. Acosta, quien desde mayo de 2010, se desempeñaba como ayudante en el área de mantenimiento del Ministerio de Agricultura y Pesca, sufrió un accidente el 10.05.2011 mientras realizaba sus tareas habituales. En dicha ocasión, al intentar levantar un escritorio sintió un dolor en la zona inguinal que le impidió continuar trabajando. Fue asistido por prestadores de la aseguradora donde se le efectuaron estudios clínicos y posteriormente, fue intervenido quirúrgicamente, dándose el alta sin incapacidad el 31.05.2011. Asimismo, refirió que a partir de julio de 2012, comenzó a sentir dolores en la espalda baja producto de una lumbociatalgia. Por continuar con dolores en dicha región inguinal y asimismo, en la zona lumbar, inició la presente acción a fin de obtener el pago un resarcimiento pecuniario que repare los daños en su salud como consecuencia del accidente y de las dolencias padecidas.

El perito médico informó a fs. 208/2017 y aclaraciones de fs. 231/235,, que el trabajador presenta limitación funcional de la columna lumbo sacra y hernia inguinal unilateral operada recidivada sin contenido visceral, todo lo cual le genera una incapacidad del 8,72% de la t.o.

La magistrada de origen desestimó el reclamo indemnizatorio fundado en normas de derecho común que repare los daños generados en la salud del trabajador como consecuencia de las tareas desplegadas para la empleadora, y con ajuste a dicha ponderación, cuantificó la prestación dineraria prevista en el régimen de la Ley 24557 que fuera peticionada supletoriamente en la demanda, considerando la minusvalía determinada en concepto de hernia inguinal (8,72% de la t.o.) correspondiente al accidente denunciado y reconocido por la aseguradora.

El accionante se queja porque se desestimó la acción con fundamento en normas del Derecho Civil por considerar que no quedaron demostradas las tareas de esfuerzo desplegadas para la empleadora y que habrían generado las patología lumbares denunciadas y constatadas por el perito médico.

Comparto el temperamento adoptado en origen respecto al rechazo de la acción fundado en normas de derecho común. El accionante reclama en estos autos a la aseguradora, el pago de una indemnización con fundamento en normas del Código Civil (art. 1113 CC, actualmente arts. 732, 1520 inc b y cctes del nuevo CCCN aprobado por Ley 26994 y art. 1074 CC, actual art. 1749 del mismo cuerpo normativo) que repare los daños sufridos en su salud como consecuencia de las labores prestadas para la empleadora. A fin de viabilizar el reclamo bajo tal fundamento normativo, correspondía a la parte actora demostrar la existencia de tareas susceptibles de generar el daño en su salud y la configuración de los restantes presupuestos de responsabilidad civil que ameriten la condena en tales términos, todo lo cual estimo, no se observa cumplimentado.

En este sentido, no debe soslayarse que para el progreso de la acción intentada, ha de determinarse el examen de causalidad/concausalidad de la afección con el ámbito del trabajo, siendo una atribución exclusiva de los jueces de la causa establecer dicha relación, por lo que no puede escaparse que el juicio sobre esta cuestión debe completarse con la totalidad de la prueba rendida en las actuaciones.

En primer término, el escueto relato que realiza el actor en su escrito inaugural respecto a la modalidad de prestación de sus labores -las que según sostiene desencadenaron su cuadro columnario- no ilustra demasiado este aspecto. Nótese que el accionante afirma padecer dolencias columnarias producto de las labores desempeñadas desde mayo de 2010 para el Ministerio de Agricultura y Pesca en donde realizaba tareas generales de mantenimiento, de albañilería y carpintería que, según sostiene, le requerían cargar baldes de pintura, escritorios, y demás elementos en forma manual sin recibir ayuda técnica de protección pertinente (fs. 7/vta).

Si bien es cierto que el perito médico constató un cuadro de limitación funcional de la columna lumbo sacra y lumbociatalgia, resultaba necesario demostrar la existencia de las tareas de esfuerzo generadoras de la minusvalía física para efectuar a posteriori un análisis acerca de la posible existencia de relación causal entre las dolencias padecidas y las tareas prestadas, todo lo cual no se encuentra cumplimentado.

En efecto, se observa que el accionante no produjo prueba testimonial y lo que arrojó la pericial técnica resulta insuficiente para tener por demostrado el extremo en debate, pues la experta en ingeniería señaló a fs. 256/263 que no puede evaluar las tareas que desempeñó el actor por no ser las mismas que desempeñaba anteriormente. Asimismo, resulta inviable dar por sentado que las tareas de mantenimiento y carpintería que dijo realizar el trabajador sean indefectiblemente las generadoras de las dolencias lumbares señaladas teniendo en cuenta la falta de elementos probatorios que sirvan de sustento a tal conclusión.

Tampoco resulta atendible el argumento expresado por el apelante acerca de que por haber padecido una hernia inguinal a causa de haber levantado un escritorio pesado -refiriéndose al accidente denunciado cuyo reclamo fuera viabilizado en los términos de la LRT- ello resultaría idóneo para demostrar el ejercicio de tareas de esfuerzo pues no se demostró ni se invocó que ello fuera una tarea que el trabajador debiera realizar reiteradamente ni la mecánica de la misma.

Por otro lado, los argumentos esgrimidos en relación a los incumplimientos en que habría incurrido la aseguradora como fundamento para viabilizar el reclamo indemnizatorio resultan improcedentes pues, amén de que en el escrito de demanda no se puntualizaron cuáles habrían sido ya que el accionante sólo se limitó a mencionar la "inactividad de la aseguradora relacionada con los deberes de prevención, contralor y fiscalización" (fs. 9), lo cierto es que la circunstancia de que el perito ingeniero hubiera informado acerca de la falta de constancias de entrega de elementos de protección, no puede suplir la ambigüedad de la petición como fuera señalado, máxime si se repara en la carencia de elementos probatorios que demuestren las tareas de esfuerzo desempeñadas.

A mayor abundamiento, señalo que el hecho de que el accionante padezca dolencias en la zona lumbar, como surgiera de lo informado por el perito médico, no lo habilita a efectuar un reclamo fundado en el derecho común por enfermedad profesional contra la aseguradora, atento la ausencia de basamento probatorio que lo ampare, máxime si se repara además en la orfandad argumentativa a la hora de precisar los fundamentos fácticos jurídicos que llevaron al accionante a invocar las mencionadas normas del Código Civil.

De esta manera, y por lo hasta aquí dicho es que no encuentro demostrada la vinculación entre las lesiones columnarias padecidas y las características de las tareas prestadas para la empleadora lo que me conduce a proponer confirmar el rechazo de la acción fundada en normas del derecho común.

Por último, los argumentos vertidos brindan adecuado sustento al pronunciamiento, razón por la cual omito el análisis de las demás cuestiones planteadas en tanto resultan inconducentes para la solución del litigio, pues he considerado aquello que estimé pertinente para la correcta solución del litigio. Tengo en cuenta que es jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que no resulta necesario seguir a las partes en todas y cada una de sus argumentaciones, bastando hacerse cargo de las que resulten conducentes para la decisión del litigio (Fallos 272:225; 274:113; 276:132; 280:320) y, sobre tal base, no las encuentro eficaces para rebatir la valoración realizada precedentemente.

Atento el resultado del litigio, la forma de resolverse el planteo recursivo y la ausencia de réplica, sugiero que las costas de alzada se impongan en el orden causado (art. 68 del CPCCN), a cuyo fin propongo regular los honorarios del letrado firmante del escrito dirigido a esta Cámara en el 30% de lo que le fue regulado por su actuación en la instancia anterior (arts.16 y 30 Ley 27423).

V.- Resta expedirme en materia arancelaria atento los cuestionamientos expuestos en su relación. En este sentido, habida cuenta de las labores realizadas, el valor económico del pleito y las pautas arancelarias que emergen de los arts. 38 L.O., 6, 7, 9, 19, 37 de la ley 21.839 y dec. 16.638/57, los honorarios regulados a favor de la perito ingeniera y de la representación letrada del actor no lucen desproporcionados, por lo que propongo su confirmación.

VI.- Por todo lo hasta aquí expuesto, propongo en este voto: 1) Confirmar la decisión apelada en cuanto ha sido materia de recursos y agravios; 2) Imponer las costas de Alzada por el orden causado; 3) Regular los honorarios del letrado firmante del escrito dirigido a esta Cámara en el 30% a calcular sobre lo que le corresponda percibir por su actuación en la anterior etapa.

La Doctora María Cecilia Hockl dijo:

Que adhiere al voto que antecede, por compartir los fundamentos.

A mérito de lo que resulta del precedente acuerdo, SE RESUELVE: 1) Confirmar la decisión apelada en cuanto ha sido materia de recursos y agravios; 2) Imponer las costas de Alzada por el orden causado; 3) Regular los honorarios del letrado firmante del escrito dirigido a esta Cámara en el 30% a calcular sobre lo que le corresponda percibir por su actuación en la anterior etapa, 4) hágase saber a las partes que, de conformidad con lo establecido en las Acordadas Nro. 11/14 de fecha 29/04/14 y Nro. 3/15 de fecha 19/2/2015 de la CSJN, deberán adjuntar copias digitalizadas de las presentaciones que efectúen, bajo apercibimiento de tenerlas por no presentadas.

Regístrese, notifíquese, oportunamente comuníquese (art.4°, Acordada CSJN N° 15/13) y devuélvase.

Fecha de firma: 04/10/2018
Firmado por: MARIA VERONICA MORENO CALABRESE, SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: GRACIELA GONZALEZ, JUEZA DE CAMARA Firmado por: MARIA CECILIA HOCKL, JUEZA DE CAMARA

Cantidad de Palabras: 1914
Tiempo aproximado de lectura: 6 minutos



Compartir este Artículo::

Fuente | Autor: (c) 2000 - 2018 - Utsupra.com. UTSUPRA DATA UDSS S.A. - Todos los Derechos Reservados. Prohibida su reproducciòn total o parcial sin el consentimiento expreso del editor. /(c) 2000 - 2018 - Utsupra.com. UTSUPRA DATA UDSS S.A. - Todos los Derechos Reservados. Prohibida su reproducciòn total o parcial sin el consentimiento expreso del editor.









Inicio | Jurisprudencia Sumariada
Fallos Completos | Valor UMA
Nuevo Código Civil y Comercial
Leyes Laborales Principales
Boletines de Jurisprudencia
Modelos | Doctrina | Notarial Internacional

Liquida LCT/S.Dom. | Liq 22250 | Liq ART Mendez
Liq Horas Extras | Indice RIPTE

NUEVOS Registro URLs | Registro Lista Causas/Año

Remates | Edictos | Tributario | Societario
Agenda Contactos | Agenda Audiencias
Carpetas Causas Caducidad | Mis Documentos

CONVENIOS CPACF | CASI | CALZ











Navegación::
Inicio Utsupra.com   |   UTDOC   |   UTSEG | Sitios Web Utsupra para Abogados
Recupero de clave y de enlace Web en su e-mail
INICIO   |   SUSCRIBIR   |   CONTACTENOS   |   Destacadas

Bases de Modelos   |   Edictos   |   Alertas de Edictos

Privados | Penal   |   Laboral   |   Administrativo | Notarial   |   Notarial Internacional

Definición de Políticas de Privacidad Utsupra.com


Canales:

www.utsupra.com
facebook:: www.facebook.com/utsupra
twitter:: www.twitter.com/utsupracom

Atención al Cliente y Ventas::
24 horas exclusivo por utsupradata@gmail.com o formulario de contacto.




Listado de Noticias






(c) 2000 - 2018 UTSUPRA DATA UDSS S.A. | www.utsupra.com | Todos los Derechos Reservados | Prohibida la reproducción total o parcial. Permiso del Editor requerido para la trasncripción de contenidos.