- La prueba en los procesos de filiación


UTSUPRA

REVISTA DE DERECHO DE FAMILIA
Y SUCESIONES
Director Claudio Belluscio
Coordinadora: Karina A. Bigliardi

Editorial Jurídica | Cloud Legal










Doctrina Revista de Familia. | Origen: Argentina : Fecha . Citar como: REVISTA DE FAMILIA UTSUPRA Protocolo A0048149 de Utsupra.

La prueba en los procesos de filiación



Ref. Especial para Utsupra. REVISTA DE DERECHO DE FAMILIA Y SUCESIONES NÚMERO 2. OCTUBRE DE 2019. Tema: "Distintos aspectos de la filiación". Director Claudio Belluscio. Coordinadora: Karina A. Bigliardi. ARTICULOS DE DOCTRINA. C.- La prueba en los procesos de filiación. Por Natalia Casco. // Cantidad de Palabras: 2820 Tiempo aproximado de lectura: 9 minutos


C.- La prueba en los procesos de filiación


Por Natalia Casco.


En el Código Civil y Comercial de la Nación se encuentra regulada la prueba en los procesos de filiación, adaptandose los medios probatorios existentes a la realidad social de estos tiempos.

Ello en virtud de la adecuación del derecho privado argentino a los principios de DD HH reconocidos en el bloque constitucional de igualdad y no discriminación y el derecho a la identidad.

En el presente trabajo abordaremos distintas cuestiones relacionadas a la prueba en los procesos de filiación.

Amplitud probatoria.

Así el art. 579 del CcyCom, en su primera parte nos dice que se admiten toda clase de prueba, lo cual concuerda con el principio de amplitud probatoria, como así también, con el art. 710 del codigo de rito, el cual resulta ser el principio general en todo proceso de familia.

Del mismo se desprende uno de los principios fundamentales como es la carga dinamica de la prueba, por lo que la carga reace sobre la parte que se encuentre en mejores condiciones de probar.

En este sentido, Famma tiene dicho que:“ de lo que se trata en definitiva es que la prueba tienda a formar un conjunto de presunciones graves, precisas y concordantes que lleven a la intima convicción del Juez que el reclamante es hijo de determinada persona o no lo es[32].“

El Código de Velez Zarsfield, actualmente derogado, ya hacia referencia a este principio en su art. 253[33].
Vemos que en materia de filiación se admite todo medio probatorio, lo que faculta a las partes a acreditar el vinculo alegado, o comprobar su inexistencia, de la maneras mas conveniente.

Principio oficiocidad.

Asimismo a traves del articulo 579 del Código, se le da al Juez amplia facultades, a fin de llegar a la verdad biológica y determinar la identidad de las personas, pudiendo instar de oficio a la realización de la prueba genética.

Medios de prueba.

Entre los diversos medios de prueba que pueden producirse se encuentra la prueba documental – cartas, mensajes de texto, correos electrónicos, fotografías, etc-; la testimonial -testimonio de amigos, familiares, vecinos y todas aquellas personas que puedan acreditar hechos conducentes, se aplica el art. 711 del CCyCom; confesional de las partes -allanamiento de la parte demandada-; informativa – pedido de certificados e informes al hospital- y la prueba genética la que resulta ser la prueba por exelencia por la aproximación a la verdad biológica de la misma deriva.

Vemos que se admiten todo medio de prueba, sin perjuicio de ello se vislumbra la preponderancia de la prueba de ADN en los juicios de filiacion. Tal es así que el CcyCom en su art. 579, resalta la prueba genética.

La prueba genética es la que con mayor certeza despeja las dudas en cuanto a la existencia o no del vínculo.

Resulta necesario aclarar que si bien se permiten todo medio de prueba, ello no obsta a la interpretación que de la misma haga el Juez, quien será en definitiva el que resuelva sobre la existencia o no de vinculo filial entre las partes del proceso.

Presunciones.

Se contemplan ciertas situaciones que hacen presumir el vínculo filial.

En tal sentido, el art. 584 reconoce a la posesión de estado, debidamente acreditada en juicio, el valor del reconocimiento, siempre que no sea desvirtuada por prueba en contrario sobre el nexo biológico.

Por otro lado, la presunción se da dentro de la institución del matrimonio, figura que ya existía con el Código de Vélez. Así los niños que nacen dentro del matrimonio se presumen hijos del o la cónyuge de la persona que dio a luz.

En caso de union convivencial, tambien se da esta presunción respecto del conviviente de la persona que da a luz, en cuanto la convivencia hace presumir el vínculo filial.

En esa dirección el art. 585 dispone que "La convivencia de la madre durante la concepción hace presumir el vínculo filial a favor de su conviviente, excepto oposición fundada".

Lo que se debe probar es la convivencia en el período de concepción a traves de cualquier medio probatorio, no siendo necesario probar el vínculo filial ya que el mismo se presume.

Negativa a la prueba de ADN.

La negativa a efectuar la prueba de ADN, resulta un indicio grave en contra de la persona que tiene dicha conducta.

La negativa si bien no tiene valor probatorio, como indicio grave no vulnera ninguna garantía constitucional de quien rehusa someterse a la prueba genética. Lo que se analiza es su conducta procesal, su falta de colaboración, lo que entra en juego es el principio de la cargca dinámica de la prueba, regla ausente en el código derogado.
Verónica A. Castro dice “La negativa a someterse a las pruebas biológicas crea un indicio -no presunción- en contra del renuente“[34].

Antiguamente, si bien el Codigo Cvil nada dijo al respecto, se introdujo con la entrada en vigencia de la Ley 23.511, en la que se hablaba de su efecto como un indicio en contra de la posición del renuente.

El artículo 4° de la ley 23.511 de creación del Banco Nacional de Datos Genéticos disponía: "Cuando fuese necesario determinar en juicio la filiación de una persona y la pretensión apareciese verosímil o razonable, se practicará el examen genético que será valorado por el juez teniendo en cuenta las experiencias y enseñanzas científicas en la materia, la negativa a someterse a los exámenes y análisis necesarios constituirá indicio contrario a la posición sustentada por el renuente".

La doctrina se encuentra dividida en cuanto al valor que debe darse a la negativa.

Así una parte de la doctrina y la jurisprudencia nacional siguiendo los lineamientos de la ley supra referida entienden que es un indicio en su contra que requiere de un escaso complemento para formar la convicción del juez[35].

En esa dirección la Corte Suprema de Justicia de Buenos Aires dice:“si bien la negativa a someterse a la prueba biológica por sí sola no alcanza para conformar el fundamento de una sentencia que haga lugar a un reclamo de filiación, no es menos cierto que la misma se constituye en una circunstancia especialmente gravitante cuando se agregan otros elementos probatorios que, unidos al indicio que de ella dimana, ofrecen un decisivo criterio de objetividad para la resolución judicia“[36].

El Tibunal Colegiado de Familia n°5 de Rosario falló “Corresponde hacer lugar a la demanda de filiación extramatrimonial si el demandado se niega injustificadamente a efectuar la prueba biológica, toda vez que del complejo probatorio de la parte actora se acreditó la relación sentimental habida y las relacions sexuales al momento de de la concepción y, en definitiva, la existencia del nexo biólogico[37]

La postura mayoritaria entendía que la negativa resultaba ser una presunción idónea por sí sola para el progreso de la demanda.

Sin perjuicio de ello podía ser desvirtuada por prueba contraria, se produce una inversión en la carga de la prueba[38].

Hoy en día se habla de indicio grave, siguiendo los lineamientos de la postura mayoritaria.

En los fundamentos del Anteproyecto se estableció "Los avances de la medicina, en particular el perfeccionamiento de la genética, han obligado a revalorizar las pruebas de ADN en los juicios de filiación“.

El art. 579 CcyCOM, determina el valor que debe asignarse a la negativa del demandado a someterse a la prueba genética.

En esa dirección la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y Minería de Neuquén resolvió “La negativa del demandado a la extracción de sangre, su conducta procesal apreciada en función de los términos en que contestó la demanda y las declaraciones testimoniales acreditan la procedencia de la pretensión, y amerita confirmar la sentencia que hizo lugar a la acción de filiación. (...)Así La doctora Clerici dijo: Adhiero a la opinión y solución propuestas por el señor Vocal que me precede en orden de votación. Agrego que el art. 579 del Cód. Civil y Comercial de la Nación determina que la negativa a la aportación de material genético para la producción de la prueba genética constituye indicio grave contrario a la posición del renuente, por lo que el legislador ha persistido en las consecuencias a otorgar a la negativa a la realización del estudio de A.D.N., agravando la calificación del indicio (ahora es grave), justamente por los intereses no sólo individuales, sino también sociales, que se encuentran comprometidos en el derecho a la identidad de las personas. II.- Si bien en autos existe prueba que abona el indicio contrario a la postura del demandado, por lo que él se corrobora con las constancias de la causa, conforme se indica en el voto que antecede, entiendo pertinente aclarar que adhiero a la opinión de quienes postulan que el indicio en contra del renuente constituye una presunción idónea por sí sola para el progreso de la demanda, a menos que resulte desvirtuada por prueba en contrario (por ejemplo, esterilidad absoluta, alejamiento físico de los posibles padres en la época de la concepción) [39].

El Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Corrientes, resolvió: “ El art. 579 del Cód. Civ. y Comercial prevé que la negativa a aportar el material genético debe ser valorada por el juez como un indicio grave contrario a la posición del renuente, adoptando una solución casi idéntica a la del art. 4 de la ley 23.511. Es similar y no idéntica porque el indicio en la norma que se anota tiene el carácter de grave. No obstante lo expuesto, en causa similar hemos dicho que, a la luz de la llamada "constitucionalización del derecho de familia" y, en especial, el desarrollo en torno del derecho a la identidad, puede considerarse como doctrina virtualmente uniforme que la negativa injustificada del demandado a someterse a la prueba biológica en proceso de filiación configura un elemento de juicio suficiente para, por sí sola, hacer lugar a la pretensión filiatoria, si no existen elementos de convicción que motiven la solución contraria[40].“

Cabe aclarar que dicho efecto de la negativa a efectuar la prueba de ADN se aplica tanto al actor como al demandado. En este sentido el Código Civil y Comercial no efectúa discriminación alguna.

Negativa de los parientes a efectuar la prueba genética.

Surge el interrogante en cuanto a la interpetación que debe hacerse de la negativa de los parientes por naturaleza de las partes del proceso a efectuar la prueba de ADN.

El Código Civil y Comercial nada dice al respecto, por lo que entendemos que dicha negativa tambien configura un indicio grave.

En tal sentido Roveda al efectuar un análisis del Anteproyecto del Código: La posibilidad de recurrir a otros parientes Civil y Comercial, nos dice “Se incorporan en el texto legal como novedoso dos cuestiones, la posibilidad de recurrir a otros parientes ante la imposibilidad de efectuar el estudio a alguna de las partes directamente involucradas y la incorporación al código del texto del artículo 4 de la Ley 23.11 en relación a la interpretación de la negativa a someterse al estudio genético, tanto si proviene del progenitor demandado como de los parientes llamados en segundo término“[41].

La prueba genética pos mortem


La misma se encuentra regulada por primera vez en el artículo 580 del CcyCom. Se establece que es discrecional del Juez optar por exhumar el cadaver o determinar que se realice la prueba sobre material genético de los progenitores del demandado. Esto pone fin a la disputa entre el derecho a la identidad y la preservación de la intimidad y honor del fallecido y el derecho de sus sucesores a que se respeten los restos mortales.

Negativa de los progenitores a efectuar la prueba genética.


Surge el interrogante en cuanto al valor que debe darse a la negativa de realizar la prueba génetica a los progenitores del causante.

Si bien no se encuentra regulado de manera expresa en la normativa aplicable, entendemos que deberían admitirse los mismos efectos contemplados para el caso que el demandado hubiere estado vivo y se hubiese negado, ya que la muerte del presunto padre no debería empeorar la situación de quien promueve la acción de filiación.
Cosa juzgada.

En aquellos casos en los cuales se resolvió con anterioridad a la existencia de la prueba de ADN, donde se desconoció el vínculo filiatorio, surge el interrogante en cuanto a la posibilidad de efectuar un replanteo o si hace cosa juzgada.

La doctrina se encuentra dividida respecto al efecto de la cosa juzgada en las acciones de filiación.

La Suprema Corte, en tal sentido dijo “Tan relevante es la producción de este medio probatorio, que el rechazo de la acción de filiación por falta de prueba no hace cosa juzgada con respecto a un nuevo juicio, pues al haberse prescindido de una prueba esencial como es la genética que la ley habilita a producir de oficio, no puede considerarse que hubo cosa juzgada material, en el sentido estricto del concepto, que debe comprender a una sentencia que desmenuza la problemática planteada en busca de la verdad jurídica objetiva"[42], criterio que compartimos.

Reflexones finales.


Si bien se admite todo medio probatorio se advierte la importancia de la prueba de ADN, a los fines de emplazar o desplazar el vinculo filial existente entre dos personas.

La negativa a la realización de la prueba de ADN, resulta un indicio grave sin que sea necesario, en mi opinion, complementarla con otro medio probatorio.

Ahora bien, resulta importante resaltar que por mas que se encuentre acreditada la existencia o falta de vínculo filial, ello no resulta determinante a los fines del emplazamiento en un determinado estado de familia.

En aquellos casos en los que se quiere emplazar a un niño niña o adolescente en un determinado estado con respetco a una persona mayor de edad, lo que se va a tener en cuenta en el proceso de filiación es el interes superior del niño. En consecuencia, por mas que se accione por ejemplo para impugnar la paternidad establecida, no significa que el Juez deba resolver en dicho sentido, aún cuando exista prueba certera de la inexistencia del vinculo establecido, si ello causa algun perjuicio al niño.

El juez resolvera en el marco de su discrecionalidad, tratando de no vulnerar ningún derecho del niño.

Con el Codigo Civil y Comercial, se intenta buscar soluciones a la realidad social de estos tiempos, y la prueba no escapa de la finalidad de dicha normativa.


CITAS LEGALES


[32]María Victoria Famma, “Derecho de Familia, Filiación por Naturaleza y por Técnicas de Reproducción Humana Asisitida", Tomo I, pag 518.
[33] At. 253 Cciv.“En las acciones de filiación se admitirán toda clase de pruebas, incluso las biológicas, las que podrán ser decretadas de oficio o a petición de parte.“
[34] Verónica Adriana Castro ,año 2004, www.saij.jus.gov.ar, Id SAIJ: DASC040087.
[35] Mendez costa M.J "Sobre la negativa a someterse a la pericia hematológica y sobre la responsabilidad civil del progenitor extramatrimonial no reconocimiento" LL, 1989- E-563; Mizrahi Mauricio,La Identidad Filiatoria y las pruebas Biológicas, Astrea Buenos Aires 2004.
[36] SCJBA, 24-11-99, Juba, sum. B23501; 21-3-2012, Juba, sum. 826485.
[37] Tibunal Colegiado de Familia n°5 de Rosario “N.B. V B.G.“, 24/10/2002, LL 2003-D-351.
[38] María Victoria Famma, Derecho de Familia, Filiación por Naturaleza y por Técnicas de Reproducción Humana Asisitida", Tomo I, ed La Ley; Zanonni Eduardo A., Manual de Derecho de Familia, Ed. Astrea.
[39]La Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y Minería de Neuquén Sala III,“T. R. E. c. C. G. s/ filiación “, 3/10/2015.
[40] Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Corrientes, “P., A. F. c. B., J. R. s/ filiación“, 08/02/2019, Cita Online: AR/JUR/319/2019 LA LEY.
[41]Roveda Eduardo G. Massano, María alejandra„ Acciones de Filiación en el Nuevo Código Civil y Comercial de la Nación“, publicado DFyP, 29/02/2015, cita online AR/DOC/4100/2014.
[42] SCBA. "C. , M. A. Contra M. ,A. . Filiación" C.102.058, 11/03/2015, Citar: elDial AA8E8E
Cantidad de Palabras: 2820
Tiempo aproximado de lectura: 9 minutos




Fuente | Autor: /










Navegación::
Inicio Utsupra.com   |   UTDOC   |   UTSEG | Sitios Web Utsupra para Abogados
Recupero de clave y de enlace Web en su e-mail
INICIO   |   SUSCRIBIR   |   CONTACTENOS   |   Destacadas

Bases de Modelos   |   Edictos   |   Alertas de Edictos

Privados | Penal   |   Laboral   |   Administrativo | Notarial   |   Notarial Internacional

Definición de Políticas de Privacidad Utsupra.com


Canales:

www.utsupra.com
facebook:: www.facebook.com/utsupra
twitter:: www.twitter.com/utsupracom

Atención al Cliente y Ventas::
24 horas exclusivo por utsupradata@gmail.com o formulario de contacto.




Listado de Noticias






(c) 2000 - 2018 UTSUPRA DATA UDSS S.A. | www.utsupra.com | Todos los Derechos Reservados | Prohibida la reproducción total o parcial. Permiso del Editor requerido para la trasncripción de contenidos.